THE NEW NORMAL

Bryan y David son una pareja gay con un buen trabajo, una carrera exitosa, una relación amorosa y fiel y un lindo hogar, aparentemente tienen todo, hasta que Bryan (Andrew Ranells)  se da cuenta que para ser totalmente feliz le hace falta algo, formar una familia, y dejar de criar perros con su esposo para tener hijos de verdad. Por otra parte, Goldie Clammons (Georgia King) es una madre joven, cono una hija y una bisabuela moderna controladora. Harta de su vida cotidiana y de rutina, un día al olvidar algo del trabajo en casa, regresa a esta para encontrarse con el pretexto perfecto para dejar a u marido… una infidelidad.

Desilusionada por no cumplir sus sueños va a distraerse al primer lugar que le idce su hija, una ve ahí decide que si quiere llevar una vida “normal” debe hacer sacrificios, curiosamente para esto deberá hacer cosas que a la gente le parecerán raras o  “anormales” como que una pareja gay/lesbiana puedan criar hijos por medio de una madre “rentada” y formar una familia feliz.

The New Normal 1Es donde a través de una agencia para formar “familias felices” es contactada con Bryan y David (este último interpretado por Justin Bartha). Ahí tras llegar a un perfecto acuerdo, ella rentará su vientre para que esta pareja gay pueda formar con la familia que tanto sueña, pero para eso, deberá enfrentarse a su terrible Nana y sus horrendos prejuicios, ya que tras vivir una experiencia  con su marido, odia a los gays.

Tras sermones y regaños Goldie  insiste en romper la maldición de la familia de ”Niños teniendo niños” por lo que no duda en que Bryan y David serán unos padres espectaculares. Tras conocer su historia, y hacer el implante de David, el padre biológico, esta pareja ayudará a Goldie a cumplir su sueño de ser abogada, esté embarazada o no, ya que ella les devolvió la esperanza de creer de nuevo en una familia.

Es así como Ryan Murphy nos presenta su tercer serie que maneja en este año (no le basta con gLee y American Horror Story, esperemos no descuide ninguna de las tres). Que no le basta con presentar actores talentosos, y una buena producción o una buen historia, siempre se encarga de algo: dar un mensaje de igualdad. Aunque series de este tipo hay muchas (desde The L World, Big Bang Theory, Moderns Family hasta las mexicanas y parteaguas XY, Las Aparicio, El Sexo Débil…) que nos muestran qué tan prejuiciosa puede llegar a ser una sociedad hoy en día, esta serie tiene  ese toque que la hace diferente a las demás.

En esta ocasión  Ryan se arriesga a romper estereotipos (que sabemos que le encanta por glee, y lo hace bien) sobre la homosexualidad y la capacidad que tienen estas personas para criar hijos buenos. Terminar con esos prejuicios de parejas gay crían niños gay, entre otras cosas… haciéndose la pregunta ¿Es normal un hijo negro, americano criado por abuelas africanas en EUA y que éste llegue a ser presidente? Hace unos años NO, pero si él pudo llegar a ser el hombre más poderoso del mundo (sí, se refiere a Obama) Por qué el futuro hijo de esta pareja no podría serlo? Con esto Ryan Murphy da un gancho al hígado a su némesis que le ha quitado los globos de oro  entre otros premios a glee, Modern Family. Concluyendo : Lo que era “anormal” es lo nuevo normal.

Anuncios