CASA TROPICAL

Por Ángeles Verde

Como si alguien me persiguiera caminé de prisa hacia un lugar dentro del Castillo de Chapultepec

que inició labores a finales de los años 50 ́s a cargo del escritor Juan José Arreola: La Casa del Lago.

Para el comienzo del evento tropical solo faltaban 10 minutos, así que tenía que acelerar el paso

para poder alcanzar un lugar entre las primeras filas.

Entré y vi a una chava entusiasmada jugando con alrededor de una docena de niños sobre

un pequeño escenario. Del lado izquierdo había un cúmulo de personas debajo de una carpa

blanca que dibujaba en el fondo un escenario acorde al tamaño del jardín delante de la Casa del

Lago.

Pude posicionarme del lado izquierdo del escenario y a 5 minutos de que empezara la

música aún podían verse espacios entre la chaviza adolescente y los que atravesamos la etapa

joven-adulto. Alzando la vista y poniéndome de puntitas pude notar gorras con la palabra fruta,

algunos chavales con una playera estampada estilo hawaii, minifaldas, bigotes, expansiones, gafas

estilo Morrisey y uno que otro adulto que ya pasaban los 30, todos esperando. En el escenario

se observaban algunas frutas como papaya, piña y sandia que colgaban de un lazo atado de un

extremos a otro, un inflable en forma de palmera, dos guitarras acomodadas en forma vertical,

una bataca y el equipo de sonido. Todo listo.

IMG_4810

Pasadas las dos de la tarde, comenzó a sonar una voz que presentaba a quien por el que

estábamos aglomerados, pero antes de comenzar el show y como parte de “Poesía en Voz Alta

más Sonidos Urbanos” escuchamos al poeta Genaro Ruiz, que nos deleitó con alrededor de 3

textos que en evidencia, más que ser nacionalistas, estaban llenos de sarcasmo; lo que propició a

más de cuatro carcajadas por parte de quienes miramos sus expresiones, el tono de su voz y

prestamos atención a las palabras. Se detuvo y entre gritos en su mayoría agudos, dio el comienzo

a la esperada llegada del que lleva por nombre de pila Óscar Castro pero en general es conocido

como Caloncho.

IMG_4810

Con una playera verde agua sin mangas, short café, tenis y gorra roja, Caloncho fue

juntando sonidos hechos desde su boca y guitarra, enseguida entraron al escenario el bajista

Dexter y el baterista Abraham, también integrante del grupo Technicolor Fabrics. Entre aplausos y

uno que otro grito que decían “¡Te amo!” Saludó a los espectadores que nos encontrábamos en el

lugar y siguió con el repertorio musical.

En un lapso de breve silencio, volvieron a gritar otro “¡Te amo!” A lo que él respondió “es

recíproco”, y como era de esperarse otro grito: “¡Yo te amo más!”. Después comenzaron los

invitados sorpresa que cantaron con él los temas del EP Fruta salido a mediados del 2013. Vanessa

Zamora lo acompañó con la canción Julia, Jazmín Solar con Pasa el tiempo y el integrante del

grupo Comisario Pantera, Dario Vital con Palmar; pero además Caloncho demostró ser incluyente

con su público al invitar al escenario a un fan que le pidió tocar con él y entre los dos interpretaron

La Chora.

IMG_4828

Entonamos y coreamos “chupetazos” hasta unificar nuestras voces y recibimos el rostro

de sorpresa del sonorense, Dexter irrumpió con una botarga en forma de plátano, la presencia

de Dario Vital hizo que muchos quisieran ir a saludarlo hasta el escenario, una fan logró sus cinco

segundos de fama al subirse al escenario y volaron super pelotas de playa. Fuimos invadidos de

ambiente y ritmos tropicales hasta que olvidamos que estábamos en la Ciudad.

De cada persona que asistió y lee esta breve crónica, depende determinar si Caloncho

superó las expectativas durante el evento, aunque de manera personal puedo concluir que su

estilo y ritmo musical continúa dando de qué hablar y ha logrado la aceptación del público.

Les dejo la galería completa:

Fotos por Miguel Verde

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Sigueme en twitter:

@zonapremiere

@verdegualu

Facebook.com/Zonapremiere

Anuncios